MÚSICA Y FRECUENCIAS TERAPÉUTICAS

MÚSICA Y FRECUENCIAS TERAPÉUTICAS

 

Nicolas Tesla (1856-1943) el inventor de la radio, corriente alterna… Dijo; “Si quieres entender el Universo piensa en energía, frecuencia y vibración”

*Si quieres escuchar directamente la sesión al final de este artículo del blog he dejado enlaces. Para entender un poco más de que va sigue puedes seguir leyendo.

 

¿QUÉ ENTENDEMOS POR TERAPÉUTICO?

Aquí no vamos a entrar en debates sobre lo que Sí está aceptado por la comunidad científica o solo en parte. Podemos únicamente reconocer lo terapéutico como lo avalado por los estudios científicos y corroborado por las universidades de todo el mundo y por la OMS.
O bien lo que algunos estudios están llevando a cabo, o que se lleva utilizando siglos. Puedes ser algo que socialmente se ha aceptado como sanador. Son diferentes puntos de vista o no.

Aceptando los puntos de vista y lo que cada uno pueda entender y desde su libertad utilizar para su bienestar.
No vamos a entrar ahí.

 

En mi caso personal procuro coger toda la información, los estudios clínicos, documentación, libros, videos conferencias, cursos, formaciones y todo lo que pueda enriquecer lo que estoy estudiando.
Pero sobre todo busco la vivencia personal a través de mi proceso. Probando lo que estoy aprendiendo a través del cuerpo y las sensaciones.

He utilizado personalmente muchas veces estas músicas 432hz, sonidos binaurales y otras de ambiente, para poder dormir en periodos de insomnio, procesos de enfermedad, recuperación de lesiones y procesos de dolor, crisis emocionales etc., y también en prácticas de meditación, entrenamiento, yoga, chi kung, masaje etc.

Como Dj siempre están presentes en las sesiones de Ecstatic dance, baños sonoros etc.

Para mi con muy buenos resultados, por lo que quiero compartirlo para quien desee experimentar.

No intento convencer a nadie solo compartir, trasladar o facilitar ese camino que yo he recorrido y que me han servido, así como a muchas personas a lo largo de la historia.

Pienso si algo ha funcionado desde siempre, medicina natural, prácticas etc. sigamos utilizando, pero igualmente los estudios recientes que la ciencia moderna está en constante evolución. Nunca hemos tenido tantos recursos. Así que mi filosofía es unir no separar. Medicina occidental, oriental, natural, energética.

Que cada cual decida y utilice lo que esté a su alcance para hacer mejor su vida.

Dicho esto y partiendo que nos soy psicólogo ni científico, solo recojo información de diferentes fuentes y experimento con estas frecuencias, sonidos, vibraciones del sonido y la energía. Tanto personalmente como en sesiones de música y movimiento.

Si en algo ayuda o aporta ya estaré recompensado.

Vamos a ver aquí un poco de la parte teórica terapéutica de la vibración y la música. De la que hay diferentes estudios y puntos de vista.

Hoy día parece que se conoce sólo una parte de lo que es el funcionamiento del cerebro, de cómo la mente y el cuerpo se relacionan y de cómo podemos acceder a comprender, controlar o dirigir nuestros pensamientos, las emociones y los procesos que vivimos.

“ Vamos a hablar de bioelectricidad “

 

¿Qué son las frecuencias y ondas cerebrales?

Las ondas cerebrales pueden estar clasificadas en varios tipos según su frecuencia y voltaje medido en microvoltios.
Cuando muchas neuronas emiten señales eléctricas a la vez crean estas ondas cerebrales. Los neurólogos nos explican que si todas nuestras células nerviosas se activaran al mismo tiempo podríamos obtener energía suficiente para encender una bombilla.

Estas ondas cerebrales reciben son las ondas Delta, Theta, Alfa, Beta y Gamma.
Lo cierto es que no hay un tipo de onda cerebral mejor que otra o una más especial frente a las demás. Todas son importantes, porque todas ellas son el resultado de la actividad eléctrica de nuestras neuronas y de cada uno de nuestros estados mentales.

Ondas Delta (1 a 4 Hz)

Son las que tienen mayor amplitud de onda y su frecuencia es muy baja.
Son propias de la fase de sueño profundo, donde raramente soñamos.
Sin embargo la activación de esta fase de sueño profundo no quiere decir que el cerebro esté relativamente apagado. Se encuentra en reposo y ocupado con otros procesos que no dependen de que esté en estado de consciencia. Cabe señalar también que este tipo de onda se relaciona sobre todo con actividades corporales de las que no somos conscientes, como la regulación del ritmo cardíaco o la digestión.

También se asocia a estados elevados de meditación, estado hipnótico y cuando el hemisferio cerebral derecho está a plena función.

Si en un electroencefalograma aparece esta onda en picos bajos, puede indicar que tenemos un sueño deficiente, así como problemas para activar y revitalizar el cuerpo y la mente. Un nivel adecuado de ondas delta favorece, regenera y cuida del sistema inmunitario, nuestro descanso y de nuestra capacidad para aprender.
De ahí la importancia vital de un descanso y sueño de calidad.

 

Ondas Theta (4 a 8 Hz)

Después de las Theta son las frecuencias que presentan una mayor amplitud de onda. Asociadas a los estados de calma profunda, relajación e inmersión en los recuerdos y las fantasías, cuando experimentamos emociones muy profundas y también con la etapa de sueño REM, que es aquella en la que soñamos.

Estado de vigilia, equilibrio de los hemisferios, armonía y plenitud.

Por consiguiente, cuando aparecen estas ondas se estima que sí hay consciencia o que es muy probable que la haya, si bien es una consciencia desconectada de lo que ocurre a nuestro alrededor y centrada en experiencias imaginarias.

Cuando terminamos una tarea que nos requiere toda la atención y nos relajamos dejando volar la imaginación en ese momento las ondas Theta adquieren mucha presencia.
Por otro lado un pico elevado de estas ondas puede relacionarse con algún trastorno depresivo, falta de atención.

Los picos bajos con ansiedad, estrés y baja auto-conciencia emocional.
Un nivel equilibrado favorece la creatividad, la conexión emocional e incluso nuestra intuición.

 

Ondas Alfa (8 a 14 Hz)

Las Alfa son un tipo de onda cerebral que presenta más frecuencia que las theta, pero sigue relacionado a un estado de relajación y creatividad, inicio de actividad, hemisferio izquierdo más activo.

Aparece durante momentos de disfrute y calma como observar la naturaleza, pasear, mirar el mar, observar una experiencia agradable (película, obra, etc), no propias del estado de sueño, algo intermedio entre actividad y calma profunda.

Las ondas Alfa se enlentecen al quedarnos dormidos y se aceleran cuando abrimos los ojos, cuando nos movemos pero también solo con la intención de pensar en movernos.

 

Beta (14 a 28 Hz)

Las oscilaciones electromagnéticas con un rango alto de frecuencia donde la actividad neuronal es intensa.

Estamos despiertos, atentos, relacionado con estados de alerta y plena conciencia de atención plena.
Vinculadas a un manejo ágil de lo que está pasando en el presente.

En momentos donde toda nuestra atención y energía están en el momento presente, como por ejemplo hablar en público, conducir, un examen, una circunstancia donde toda nuestra atención está puesta en lo que hacemos y en lo que ocurre a nuestro alrededor para poder reaccionar ante un imprevisto.

 

Gamma (28 a 100 Hz)

Son el tipo de ondas cerebrales con una mayor frecuencia y menor amplitud.

Aparecen en estados de vigilia y se cree que su presencia está relacionada con la aparición de la consciencia. El foco de atención y con la gestión de la memoria.

También asociado a momentos de estrés y ansiedad, como en momentos de miedo extremo.
A una elevada actividad mental cuando nuestras neuronas están trabajando deprisa a pleno funcionamiento. También se relacionan a estados de alta capacidad cognitiva y alta activación emocional.

Como curiosidad se han registrado unas muy altas frecuencia Gamma durante unos estudios con encefalogramas a monjes budistas durante la meditación.
Así lo han comprobado los investigadores de la ​Universidad de Wisconsin-Madison​ (EE UU) que desde 1992 llevan a cabo un estudio en colaboración con el actual Dalai Lama y otros monjes budistas muy experimentados en el arte de la meditación.
Los últimos resultados de este estudio, liderado por los neurocientíficos Antoine Lutz y Richard Davidson, han sido publicados en la revista ​’Proceedings of the National Academy of Sciences’​.

Long-term meditators self-induce high-amplitude gamma synchrony during mental practice

Antoine Lutz, Lawrence L. Greischar, Nancy B. Rawlings, Matthieu Ricard, and Richard J. Davidson

https://doi.org/10.1073/pnas.0407401101

page4image35522432 page4image35522816 page4image35523008

“Vamos a hablar de Drogas”

 

Dentro de nosotros en existen sustancias neurotransmisores que produce el cerebro y el sistema nervioso, que en algunos casos se nombran como “drogas de la felicidad”.
Sin embargo según la ciencia con estas sustancias y el resto de neurotransmisores ocurre algo que impide que se pueda relacionar con una función muy concreta, pues estas se influyen en según que caso con el funcionamiento del cerebro en general y en todos los procesos emocionales, cognitivos y vitales que se estén llevando a cabo en ese momento.

Volvemos a lo de siempre no es tan fácil como parece y aunque ayuda entender las cosas simplificandolas, no hay nada definitivo y es mejor mirar el conjunto de forma holística.

Dicho esto nos encontramos con la descripción de algunas de estas sustancias tales como:

La ​Oxitocina ​la llaman la “molécula del amor” o también “la molécula afrodisíaca”. Cuando nos enamoramos o establecemos una relación de confianza, un acto de generosidad, cuando nos abrazamos o nos sentimos empáticos y queridos.
La pasión sexual.

Dopamina ​la causante de las sensaciones placenteras y la sensación de relajación
es decir de plenitud y felicidad.
De confianza y optimismo.
Se estimula cuando dormimos bien, celebramos algún logro, hacemos ejercicio.
Cuando estamos enamorados, la dopamina aumenta junto con la oxitocina responsable de la pasión sexual y la fenilalanina, que genera entusiasmo y amor por la vida.

La ​Serotonina ​también conocida dentro de las hormonas de la felicidad, regula la secreción de melatonina para el sueño y ritmos circadianos. Regula el apetito, el deseo sexual, los ciclos de sueño y vigilia, así como la temperatura corporal, actividad motora y cognitiva.
Genera sensaciones de bienestar, relajación, satisfacción y aumenta la concentración y la autoestima.

Las ​Endorfinas​, son sustancias químicas producidas por el propio organismo estructuralmente muy similares a los opioides.

Lo bueno que tenemos en nuestra mano el poder fomentar el “eustrés” o estrés positivo estimulando el aumento de endorfinas en sangre, cuando hacemos ejercicio físico, bailar, reírnos, un paseo agradable, escuchar música, las caricias y besos, abrazarse, hobbies, hacer alguna actividad que nos mueve y relaja como Yoga, Tai chi, nadar.. en definitiva hacer cosas que nos gusten y estimulen con solo 10 o 15 minutos de alguna práctica que nos guste, aumentamos la producción de endorfinas siendo un buen antídoto contra el “distrés” estrés negativo, la fatiga, aliviar el algunos síntomas de dolor, depresión o ansiedad.

Que por ejemplo podemos mejorar con la alimentación, el triptófano un aminoácido esencial para promover la liberación del neurotransmisor serotonina, involucrado en la regulación del sueño y el placer. Es esencial para que la glándula pineal segregue melatonina vital para regular el ciclo diario de sueño-vigilia.  Que tiene un efecto ansiolítico a través de la serotonina. Que podemos obtener de alimentos como (cacahuetes, cacao, plátanos, cereales integrales, huevo, garbanzos, amaranto, dátiles, y sésamo entre otros).   La carencia de este aminoácido puede tener cuadros negativos de ansiedad, insomnio y estrés.

Para la activación de la serotonina se ha asociado a otra sustancia el CBD que está en la planta del cannabis. Cada vez más utilizada como medicina para diferentes tratamientos. Siendo el THC la sustancia de esta planta que produce los estados alucinógenos, estimulantes y adictivos, las plantas desprovistas de este THC o con un indice bajo son utilizadas como medicamento natural para tratamientos del dolor agudo y crónico, aliviar los efectos de la quimioterapia, en procesos de ansiedad, como antidepresivo y cada vez mas ámbitos de la medicina.

 

* Con toda la precaución de que hay casos y grados, siempre buscar la ayuda profesional adecuada. Una cosa es que tengamos herramientas y cosas a nuestro alcance y otra que en algún momento necesitamos de algo más y para esto tenemos una gran red de profesionales de la medicina y la psicología.

 

Al parecer tenemos dentro todas estas y otras sustancias químicas que a través de los circuitos cerebrales y conexiones nerviosas nos auto regulan de forma natural.
Que podemos estimularlo de diferentes formas para sentirnos mejor, sanarnos o tener una mejor calidad de vida, ser empáticos, sentirnos bien con nosotros mismos, el placer y en resumen la felicidad.

 

Así sucede con la también llamada “molécula del espíritu”  DMT (N-dimetiltriptamina) sustancia que esta en el ser humano y otros mamíferos y  en plantas como la Ayahuasca. El nombre de  “Molécula espiritual” o “del espíritu” si se prefiere) se popularizó tras la investigación en los años noventa del Dr. Rick Strassman. En su estudio se asegura que la glándula pineal, puede producir DMT para inducir una experiencia mística o psicodélica.

Se sabe que esta presente en la glándula pineal (el centro espiritual según Descartes) y en otras partes del cerebro y que con la respiración se autogenera. Aún hay muchos estudios sobre esto y su función. Se cree que podría tener una función de inmunorregulación, otra posibilidad es que actúe como neurotransmisor.

 

Estados de ánimo y experiencias que se pueden modificar y estimular a través de medicinas (naturales, químicas, enteogénicas, psicoactivas, etc.), la comunicación, con el propio cuerpo a través del movimiento, acciones o situaciones excepcionales, un simple abrazo, una noticia, a través de los sentidos. La música, el arte, la naturaleza, el contacto físico y la propia respiración.

 

El cuerpo es una maravilla y tenemos todo en el interior para ser felices.

Solo que a veces algo no funciona, o deja de hacer su función y necesitamos regular y a veces no podemos por nosotros mismos, para lo que tenemos herramientas externas que nos ayuden (terapias, medicinas, prácticas, etc).

Por otro lado, en la naturaleza tenemos una gran farmacia de medicinas, plantas, drogas enteogénicas, psicoactivos, etc. que se han utilizado desde siempre como vehículo, sanación, búsqueda de la visión, o como medio para desconectar de la realidad, diversión y ocio fuera del trabajo.

Si son bien utilizadas son medicina y nos pueden ayudar en algunos casos.  Las tradiciones de todo el mundo, sus chamanes y la medicina tradicional ha utilizado lo que tenía a su alcance y hoy día se sigue usando en muchos sitios.

Se utilizan para entrar en estados alterados de conciencia y encontrar respuestas y de alguna forma resetear el cerebro.

En todo esto hay quién sabe y lo hace desde la experiencia y el estudio, pero también encontramos casos que juegan con la salud de las personas, como mero recurso lucrativo en base a una moda por lo exótico.

Cada uno elige todo lo que está a nuestro alcance. Pero hay que saber bien como y con quien se hacen estas prácticas.

Está bien saber sobre todo los efectos secundarios y con quien realiza estas prácticas pues no son inocuas y muchas veces producen dependencia, efectos colaterales (ansiedad, depresión, cambios de humor, bipolaridad, agresividad, etc.) y desde el punto de la energética fugas que pueden incidir bajando el sistema inmune.

Dicho esto cada uno es libre. No juzgo ni critico pues la naturaleza provee y está ahí para complementarnos. Así como personas que si saben bien como utilizar estos recursos.

 

Ese consumo desmedido es un modelo que hemos aprendido en esta sociedad donde para divertirse y poder desinhibirse hay que tomar alcohol y drogas.

Sabiendo que hay más fórmulas y que estas ya manidas tienen muchos efectos negativos a posteriori, tanto físicos, psíquicos, como sociales.

Que con simplemente la música, el cuerpo y la mente podemos acceder a diferentes estados pero sin efectos secundarios que afecten a la salud. Si bien la resaca de algunas agujetas después y posibles cambios emocionales pero siempre dentro de lo terapéutico.

Creo que es muy bueno que cada vez existan más espacios como Ecstatic dance y otros medios donde poder disfrutar sin esos estimulantes.

 

 

Vamos a utilizar la música en este caso, para no solo disfrutar sino también con su efecto terapéutico.

 

Música sonidos y salud

Música 3d Binaural

Detrás de los sonidos o música Binaural está la biomecánica de nuestros oídos por los que escuchamos de diferente forma y nuestro cerebro lo interpreta.
Están unos tonos y frecuencias complejas que para resumir son dos ondas sonidos con diferente frecuencia que al escucharlas percibimos un tercer tono binaural.

Cuando escuchamos en estero está limitado a un plano 2d izquierda derecha.

Cuando con la tecnología se graba con varios micrófonos y diferentes frecuencias, la experiencia cognitiva pasa a un plano abierto 3D más espacial y realista.

La frecuencia de onda a la que se estimulan los oídos produce una respuesta neuronal similar a la onda generada por el propio cerebro.

La música binaural es una combinación entre estas frecuencias de onda cerebrales y música de fondo.

La vibración y sonido es energía y emoción que el humano ha utilizado siempre.

Percibimos diferentes tipos de frecuencias, sonidos que tan solo al escucharlos ya nos relajan o transportan a otro estado.

Podemos sentir y tener experiencias sensoriales cuando oímos músicas, instrumentos o elementos como gongs, Handpan, didgeridoo, cuencos tibetanos, tambores, etc. o con la voz los cantos armónicos, mantras… y sonidos que por supuesto están en la naturaleza.

Pues el ser humano ha querido siempre representar lo que escuchaba en la naturaleza a través de elementos o su propia voz. Y hoy día con todos los recursos a su alcance.

Los estados de trance y éxtasis han ido ligados a cánticos sagrados, instrumentos, sonidos repetitivos y con frecuencias que estimulan esas ondas cerebrales que a su vez emiten esas sustancias químicas naturales que nos inundan de emociones.

La música digital utiliza estos recursos, sintetizando y uniendo algo natural y primigenio con la gran capacidad y posibilidades que tiene la tecnología y los medios modernos. Nunca habíamos tenido tanto acceso a tantas posibilidades.

Este tipo de sonidos nos induce a planos de conciencia que pueden ser alterados como con sustancias enteogénicas.
Por esto también se les conoce en algún foro como músicas psicotrópicas, drogas digitales, sonidos enteogénicos, etc.

Tanto el sonido como la música ofrece un gran abanico de posibilidades a parte de lo lúdico o recreativo y la musicoterapia.

Cada vez hay más interés sobre el campo terapéutico, en las técnicas de relajación, como herramienta para aliviar estados psicológicos, el dolor.

Hoy día hay cientos de estudios sobre los beneficios de la vibración, el sonido y cómo nos afecta. han utilizado precisamente las ondas cerebrales para comprobar las bondades de los sonidos binaurales y su impacto en el cerebro.

Según parece los sonidos binaurales tienen un efecto en nuestro cerebro lo cual a su vez repercute en nuestro sistema físico, emocional y energético. Y donde las aplicaciones son diferentes. Desde aumentar nuestra concentración y estudio, a conseguir estados de relajación, bajar niveles de estrés o aliviar el dolor físico.

Se puede utilizar según las diferentes frecuencias y combinaciones con músicas, desde meditar, dormir, entrenar, mejorar la memoria, reducir la ansiedad, etc.
Todavía hay muchos estudios sobre los beneficios de esto pero en los últimos años ha crecido su interés en muchos campos desde la psicoterapia a la medicina, los centros de alto rendimiento, empresas y podemos encontrar al alcance de todos en sitios populares como youtube, Spotify, y otras plataformas para poder escuchar y experimentar uno mismo.

Si pensamos qué finalidad puede tener la música, lo que finalmente cuenta es lo que nos hace sentir y porque no, además de disfrutar, emocionarnos, conectar con nosotros y los demás, esas frecuencias pueden ser algo que realmente nos ayude y sane, por qué no utilizarlo.

Sonidos binaurales

Son tonos o frecuencias específicas, diferenciadas por magnitudes pequeñas en cada oído. Por ejemplo, en un oído la frecuencia puede ser de 300Hz y en otro de 310Hz, lo que hace al cerebro producir un sonido tridimensional, o ilusorio, de 10Hz. Y si esos 10Hz nuestro

cerebro tiende a sintonizar y conectar con las ondas Alpha, que nos inducen a una relajación y buen estado de ánimo, ya vemos una conexión y efecto sobre nuestro cerebro a través de un estímulo externo.

Cada vez sabemos más de como funciona nuestro cerebro y como podemos actuar para modificar conductas o hábitos.

 

Las técnicas de sonido 3D ya se han aplicado en la industria discográfica en diversas ocasiones. Estos son algunos ejemplos de discos registrados con sistema binaural y holofonía:

The final cut​ de Pink Floyd (1982), ​Binaural​ de Pearl Jam (2000), ​Fire Garden​ de Steve Vai (1996).

Hoy día no solo en el ámbito de las terapias alternativas sino que incluso Djs y músicos reconocidos lo utilizan en sus sesiones o composiciones.

También oímos hablar de músicas afinadas en 432hz y otras fórmulas que dicen hacernos conectar, relajarnos y sentir paz. Que nos equilibran y hacen vibrar con la frecuencia del universo y la naturalez.
Hay mucho debate sobre todo esto si es cierto o no, o solo una moda o corriente de la nueva era.

Casi todos hemos podido percibir un estado de relajación cuando escuchamos un cuenco tibetano, instrumentos como el Handpan o un didgeridoo, músicas espirituales, cantos sagrados, etc.,… que al fin y al cabo nos conectan a la respiración, emocionarnos, sentir el cuerpo, vibrar con la naturaleza y por un momento estar en paz.

Esto ya es mucho, creamos o no en efectos terapéuticos o conexiones con algo más elevado.

La sola escucha ya hace bien, para mi es suficiente. Sin dejar de lado su uso sanador.

Solo puedo expresar lo que para en mí tiene un efecto después de experimentar con ello tanto personalmente como en sesiones públicas.

Siento que es parte de mi labor como facilitador y Dj es crear espacios y ambientes donde poder soltar, expresar, sanar, conectar y disfrutar.

Agradezco a los músicos y creadores de estas obras. Así como a todos los que compartís vuestro tiempo para vivenciar mi trabajo. !GRACIAS¡

 

Esta sesión DEEP DANCE en concreto a sido mezclada y creada con músicas en 432hz, sonidos binaurales 3D, cantos sagrados, instrumentos de vibración (handpan, didgeridoo, cuencos, gongs, etc), sonidos de la naturaleza,   todo esto con una intención de relajación activa, para prácticas como Yoga, Chi kung, entrenamiento interno, masaje, una práctica en pareja de lo denominado como slow sex, sexo tántrico, Taosex, yoga en pareja, etc, como para una meditación dinámica, viaje sensorial que puede llevarnos a un estado de sueño, micro siesta, o para lo que cada uno quiera experimentar libremente.

Os Invito a probarlo y se puede ver y escuchar en el canal TAO ECSTATiC DANCE de Youtube con mezcla de Vídeo imágenes para estimular la vista o bien escuchar solo el audio en una mejor calidad en Mixcloud.

Así como otras sesiones de Ecstatic Dance con enfoques más variados y dinámicos, para bailar y trascender, divertirse, sudar y volar a estados de trance y éxtasis.

¡ATENCIÓN!

No es recomendable escuchar estas músicas cuando estamos conduciendo, o manejando maquinaria, etc. pues pueden producir somnolencia, ensoñación y distracción al fin y al cabo.

 

Jose Rodríguez

page10image35526848 page10image50234800

No Comments

Post A Comment